martes, 21 de julio de 2009

Bronceado espectacular


Si planeas salir de vacaciones y quieres convertirte en una morena de fuego, sigue estos tips y logra un bronceado envidiableLas vacaciones están aquí y seguro ya estás planeando todo lo necesario para pasarla sensacional en la playa.
Entonces no debes no debes olvidar ningún detalle: bikini, sandalias, lentes de sol y no te puede faltar el protector solar.
Este elemento básico de protección para tu piel te garantizará que la diversión se prolongue aún después de tumbarte en la arena a tomar el sol por horas, ya que el placer de lograr una piel tostada de forma protegida, te dará una belleza sensual, días después de regresar de la playa.
Cómo elegir un bronceador
El factor de protección solar (FPS) indica la cantidad de minutos que un bronceador o bloqueador protege tu piel sin riesgos.
Si tomas en cuenta el tiempo que normalmente tarda tu piel en broncearse y lo multiplicas por el FPS, obtienes el tiempo de protección que te brindan los productos solares sin resultar en quemaduras que dañen tu piel.
Por ejemplo, si tu piel tarda en quemarse 20 minutos, un FPS del número dos te protegería 40 min. (20 x 2), mientras que uno con FPS del número 30 te dará 600 min. (20x30).
Disfruta bajo el sol
Recuerda que el tiempo que puedes exponerte al sol depende entre otras cosas de tu tono de piel.
Pero la pigmentación natural de la piel no es suficiente para protegerte totalmente, porque los rayos solares son cada día más fuertes y dañinos.
Debes usar protectores que prevengan manchas, envejecimiento prematuro, quemaduras o melanoma (cáncer de piel).
¿Cuánto sol puedes tomar? Dependiendo de tu color de piel, ésta es la cantidad adecuada y los cuidados que debes tomar en cuenta a la hora de asolearte:
Piel muy blanca, ojos y cabellos claros. Siempre te quemas, nunca te bronceas y tienes la piel muy sensible. Usa un bloqueador total, por lo menos del 20.
Piel blanca, ojos azules o pardos, pelo rubio o pelirrojo. Tu piel es sensible, se quema con facilidad pero el bronceado es mínimo.
Usa un protector máximo, por lo menos del 15.
Piel blanca, cabello y ojos castaños. Tu piel se broncea gradualmente y puede quemarse ligeramente. Usa protección extra, del 10 al 15.
publicidad

Piel morena clara y ojos oscuros. Tu piel se broncea siempre, pero puede quemarse ocasionalmente. Usa protección moderada a partir del 6.
Piel morena oscura y ojos oscuros. Te bronceas de forma rápida e intensa y tu piel raramente se quema. Protégete con un índice de 6 al 2.
Broncéate con seguridad
Si te expones demasiado al sol, tu piel te pasará la factura a partir de los 30 años o incluso antes, manifestando las primeras intolerancias epidérmicas como pecas, lunares, manchas, arrugas, estrías y resequedad en la piel.
Evita exponerte prolongadamente entre las 12 del día y las cuatro de la tarde, porque es cuando las radiaciones UV son de mayor intensidad.
Para conseguir un tono uniforme e intenso sin lastimar tu piel, evita tener un encuentro brusco con el sol y empieza con pequeñas sesiones de cinco minutos para estimular la melanina, que te protege de forma natural contra los rayos UV y nivela el nivel de tu bronceado.
(fuente/esmas.com)


Fuente:

El Mañana

21/07/09



No olvides visitar