lunes, 13 de julio de 2009

Pequeños errores, buenas soluciones


Un error común es excederse con la base de maquillaje. La solución está en tomar un pañuelo de papel e ir retirando el producto con suaves toquecitos; no lo arrastre como si estuviera limpiando la piel. A continuación, con una brocha gruesa, aplique polvos traslúcidos; conseguirá un aspecto muy natural.

Exceso de base de maquillaje o demasiado producto en las pestañas son algunos de los desastres cosméticos que hacen perder los nervios .ampliar imagen
¿Quién no ha sufrido el exceso de rimmel a modo de grumos sobre las pestañas? El método más eficaz para retirarlo es peinarlas con firmeza con un cepillo de cejas o en su ausencia con uno de dientes en desuso.
INCÓMODA CON EL COLOR DE LABIOSAunque el rojo es favorecedor, en ocasiones resulta demasiado atrevido y se desea rebajar su intensidad. Un buen truco es aplicar una pizca de vaselina y, a continuación, besar un kleenex con energía. Por último, corrija el desperfecto con una suave capa de gloss; conseguirá un tono más ligero.
¿SE LE HA IDO LA MANO CON EL COLORETE?El exceso de color obliga a rectificar. La solución pasa por coger un poquito de base de maquillaje y aplicarla con suma delicadeza sobre esta zona. La intensidad del color bajará y una pasada de polvos sueltos salvará el maquillaje.
¿EXCESO DE SOMBRAS? Si se ha excedido con las sombras de ojos en el párpado superior, tome un bastoncillo y vaya retirando el producto con suaves movimientos, mejor hacia el exterior del ojo.


Fuente:

El Siglo de Durango

13/07/09



No olvides visitar