viernes, 3 de julio de 2009

En verano, perfecta 24 horas al día


En verano es muy típico que, casi de improvisto y con tan sólo un par de días de antelación, nos surja algún compromiso social al que no podremos, ¡ni querremos!, faltar. Cenas, fiestas informales en casa de algún compañero/amigo, unas copas en la terraza de moda, cócteles… El calor y el relax que se respira en verano invita a ello y tú, como siempre, debes estar perfecta.
¿El problema? Que no todos estamos aún de vacaciones. Es más que probable que algunos de estos “acontecimientos” veraniegos se produzcan después del trabajo o al finalizar un día de esos en los que saliste de casa a primera hora de la mañana y no piensas volver hasta que el sol ya se haya ido a la cama… Sin embargo, estos pequeños “inconvenientes” no tienen por qué truncar una noche inolvidable.Pasar el día fuera de casa y no tener tiempo para volver a ella a arreglarte antes de salir no será un problema si te organizas y sigues estos sencillos consejos.La preparación es fundamenta y como lo habitual es que por lo menos tengas noticias de tu cita con un día de antelación, la noche previa puedes dejar algún que otro asunto de tu aspecto resuelto, lo que te pondrán las cosas más fáciles. Un baño relajante nada más llegar a casa o antes de acostarte te ayudará a liberar las tensiones acumuladas a lo largo de la jornada y ver el día siguiente con otra perspectiva; y aplicarte tu mascarilla capilar y dejarla actuar mientras cenas, te permitirá lucir una melena sedosa. Si preparas el “look” que lucirás en tu cita antes de ir dormir, conseguirás arañarle unos cuantos minutos a la mañana siguiente… ¿La clave de tu vestuario? Vestidos de día que se “transformen” con unos cuantos accesorios en un modelito perfecto de noche. Los siempre perfectos Little Black Dress o su versión más "luminosa", y muy de moda esta temporada, el LWD (Little White Dress o "vestidito blanco"), serán una elección con la que nunca te equivocarás.Antes de salir de casa por la mañana, ondúlate el cabello con una buena plancha para que el peinado te dure todo el día y parezcas a cualquier hora de la noche como recién salida de la peluquería. Un toque de revitalizador de rizos ayudará a lograr tu objetivo. Para el maquillaje, elige una base ligera, ponte un poco de polvo bronceador y doble capa de máscara de pestañas. Antes de salir a cenar, tendrás que retocarte, por eso es mejor dejar el look fresco y poco recargado todo el día.Y no olvides tu “kit de emergencia”. Unas sandalias altas (los ’peep toes’ también valen), un cinturón ancho que resalte tus curvas al ceñirlo a tu vestido, un bolso de mano (esta temporada se lleva la estética vintage), unos cuantos accesorios como collares, brazaletes o anillos (siempre en tamaño XXL y con toques étnicos), y un neceser con los básicos (maquillaje, desodorante, perfume y cera capilar) serán imprescindibles para hacer realidad tu “cambio radical” día-noche.Cuando la hora “D” esté cerca, escápate un momento al tocador y aplícate un toque de corrector difuminado; un poco de base en las zonas en las que lo necesites; una buena capa de polvo bronceador en frente, puente de la nariz, pómulos, barbilla, cuello y escote; iluminador en el lagrimal y el párpado fijo; un brochazo de colorete rosado a tus mejillas, que es el más favorecedor y, además, te quitará la cara de cansancio; gloss transparente; un retoque en tu máscara de pestañas… ¡y lista para brillar en las noches de verano!


Fuente:

Hoy Mujer

3/07/09



No olvides visitar