lunes, 13 de julio de 2009

Marketing para personas. Cómo sacarse partido a uno mismo?



Grandes multinacionales confían a sus departamentos de Marketing un elevado porcentaje de sus presupuestos anuales con el fin de obtener una mayor rentabilidad ya que es uno de los grandes pilares con el que cuentan para progresar en el futuro. El Marketing ha traspasado la exclusividad de las multinacionales y ha llegado a las pymes convirtiéndose en una necesidad común de las organizaciones y demostrando que gracias a él se pueden conseguir los objetivos y resultados fijados.
El Marketing que las empresas aplican a sus productos y servicios es como generalmente conocemos se utiliza; servirse de él para alcanzar objetivos empresariales es habitual; servirse de él para lograr propósitos personales comienza a ser una práctica frecuente que aporta beneficios y mejora la imagen global de las personas: aumenta y favorece el potencial personal de las mismas. El Marketing para personas es excepcional ya que normalmente esta disciplina se utiliza en productos y no es una práctica extendida emplearlo en mejorar la imagen de las personas.
Frases míticas de marketing de empresa aplicables al hombre:
Potenciar los puntos y las características más fuertes e importantes y disimular los más débiles del productoTraducción marketing personal: Incrementar y dar mayor visibilidad a nuestras habilidades y destrezas personales y disfrazar nuestras áreas de mejora
Aprovechar nuestras oportunidades y evitar posibles amenazas externas de competidoresTraducción: Sacar partido de la oportunidades externas que se presentan y alejarse de los peligros
Comprender el concepto de marketing de personas nos permitirá ver la idea de que impulsar nuestra figura y potencial personal para sacarnos el máximo partido, es idéntico a lo que el marketing hace con sus productos y o servicios antes de lanzarlos al mercado.
De esta manera veremos que mejorar nuestras cualidades nos ayudará a conseguir nuestros objetivos de una manera más sencilla, fácil y rápida; tanto a nivel profesional como personal. En general, en nuestra interacción con los demás sacaremos partido del marketing si hacemos uso de él.
Elementos de comunicación a tener en cuenta en marketing para personas:
La indumentaria que llevamos es metafóricamente el packaging de un producto. Casa persona debe saber el público al que se dirige y orientarse a él, lo que algunos consideren aburrido a otros les parecerá fascinante. Cada uno debe elegir su packaging personal enfocado a su público. En las mujeres hay detalles importantes que hay que prestar cierta atención y cuidar, son el peinado y el maquillaje. En los hombres, el afeitado.
El lenguaje que utilizamos es nuestro contenido, el producto intrínseco. Nosotros mismos podemos elaborar el contenido y darle forma según nuestros intereses, podemos hacerlo más rico y con más o menos calidad. Adaptar nuestro lenguaje dependiendo de nuestro interlocutor.
Las formas y maneras marcan nuestro estilo personal. Cada uno tiene una esencia personal, encontrarla y desarrollarla será un trabajo a realizar con resultado positivo.
Con una buena coordinación de estos elementos crearemos una Impresión Positiva. Será nuestra identidad personal con la que seremos identificados por los demás. El Marketing gestiona nuestros recursos de un modo eficaz permitiendo conseguir nuestros propósitos.
En Marketing es lógico potenciar, hacer atractivo y personalizar un producto antes de lanzarlo al mercado para que el cliente al que nos dirigimos se sienta atraído hacia él y después de un proceso de ‘lógica científica’ lo adquiera. Con nosotros mismos podemos utilizar la misma estrategia para que, en sentido figurado, el entorno social que nos interesa nos ‘compre’. Será imprescindible determinar el cliente al que nos dirigimos para adaptarnos, en la medida de lo posible, a él. Como si fuésemos un producto comercial preparado para salir al mercado.
¿Qué ocurre, como en Marketing sucede a veces, si el producto que lanzamos al mercado no tiene éxito? Se retira del mercado, se modifica y se vuelve a lanzar con mejoras en sus características esperando conseguir que esta vez funcione. ¿O si el producto lleva años en el mercado y este se ha quedado inadecuado a las circunstancias actuales? Seguramente su packaging obsoleto, o sus características poco reales deban modificarse y adaptarse y en consecuencia deba ser retirado del mercado para una actualización del mismo. Con las personas ocurre lo mismo, si vemos que no conseguimos nuestros propósitos intentaremos encontrar una manera mejor de llegar al público con un nuevo plan de acción y analizar lo que falló. Posicionar y adecuar nuestra imagen, personalizarla, tener una actitud positiva y un determinado conocimiento, sin pretender engañar y con naturalidad, será fundamental para conseguirlo.
La manera en que miremos hacia el exterior será como nos mirarán a nosotros.
Raquel Ruiz Responsable ComunicaciónGrupo Ibáñez & Almenara Abogados y Economistas


Fuente:

Puro Marketing

12/07/09



No olvides visitar