lunes, 22 de junio de 2009

Autobronceadores: bronceado semanal sin riesgos y con resultados más que aceptables



No dañan la piel y proporcionan un tono moreno de forma rápida y fácil. Además, los efectos se consiguen de un modo más saludable, que tomando el sol o usando lámparas de bronceado. Son los autobronceadores. La exposición a los rayos UVA (bien sea tomando el sol, o sometiéndose a una sesión de lámparas de bronceado) no es la única forma de ponerse morenos.
También se puede conseguir un bronceado natural, fácil y rápido gracias a las ya mencionadas cremas autobronceadoras. No son un maquillaje que "pinte" la piel de forma más o menos duradera, sino que incorporan una sustancia que genera una reacción en las células de las capas más externas de la piel.
La coloración aparece al cabo de entre tres y seis horas y llega al máximo un día después de su aplicación
El resultado que consiguen los autobronceadores hoy, como ha comprobado este análisis, es satisfactorio y dista mucho del que lograban hace años las primeras cremas autobronceadoras, que adolecían de dos limitaciones: su olor desagradable y penetrante, y el color anaranjado que proporcionaban a la piel.
Hoy por hoy, los productos para obtener un bronceado más que aceptable sin salir de casa imitan casi de forma perfecta los efectos solares en la piel. La sustancia activa que broncea es la dihidroxiacetona (DHA). De su cantidad depende, en teoría, el nivel de moreno y la rapidez en conseguirlo.
A quien busca un bronceado progresivo que le permita mantener un tono dorado durante varios meses le convienen productos con bajo contenido de DHA. Por el contrario, a quien desee un bronceado rápido e intenso le resultarán más apropiados autobronceadores con una mayor concentración de esta sustancia.
Un efecto semanal
Si bien el resultado a simple vista es similar, el mecanismo que hace que la piel cambie de color cuando se expone al sol tiene poco que ver con el efecto de las cremas autobronceadoras. Los rayos ultravioleta atraviesan la capa superficial de la piel y estimulan la producción de melanina, un pigmento que se produce en la dermis, capa profunda de la piel.
De allí pasa a la dermis, lo que oscurece la piel.Los autobronceadores no generan melanina, se limitan a teñir células de la piel que están a punto de eliminarse. Por eso, su efecto no dura más de una semana.
El cambio de color se produce cuando la dihidroxiacetona (DHA), sustancia activa de estas cremas, se pone en contacto con los aminoácidos de la piel. Éstos se oxidan y producen melanoidinas, de efecto similar a la melanina. Las zonas con más proteína (codos, rodillas y palmas de pies y manos) se tiñen de forma más intensa.
La coloración aparece al cabo de entre tres y seis horas y llega al máximo un día después de su aplicación. Dos o tres aplicaciones a lo largo de doce horas teñirán la piel y la mantendrán con ese color durante unos diez días, si bien hay autobronceadores más rápidos y otros más lentos. Una cosa está clara: cuanto más tiempo permanezca el producto sobre la piel, más intenso será el bronceado. Es por eso que se recomienda aplicarse estos cosméticos antes de acostarse.





Fuente:
20minutos.es
23/06/09
http://www.20minutos.es/noticia/475020/0/autobronceado/productos/verano/}


No olvides visitar
http://www.tempodirelax.com.mx