lunes, 15 de junio de 2009

Porque tú lo vales


Lo d ice un anuncio y tiene la razón. Hay ciertas cosas que debes permitirte hacer, por absurdas que suenen, porque si tu no te consientes, el mundo no necesariamente muerte por hacerlo.
Si la censura es detestable, la autocensura lo es más. Algo similar ocurre cuando nos autoexigimos más de lo que le exigimos al mundo. ¡Al diablo con las responsabilidades y las preocupaciones!, aunque sea momentáneamente. Piénsalo: un instante de placer personal es como una píldora de ánimo para seguir adelante. Así que…
+Olvídate de estar siempre a dieta. De vez en cuando zámpate ese helado, ese pastel o esos caramelos en los que tanto piensas.
+Deja fluir tu mal humor. Si no amaneciste con la sonrisa de oreja a oreja, tranquila, el mundo no se viene abajo. En ningún lugar está escrito que es tu obligación no tener malos ratos.
+Exprime un poco tu ‘cochinito’ y cómprate esos jeans (zapatos, bolso, reloj, maquillaje o lo que sea que quieras) que por tanto tiempo has deseado.
+Di No en voz alta. ¿De dónde sacaste que tienes que estar disponible a toda hora y para todos? Es imposible quedar bien con el mundo entero. Lo que importa es quedar bien contigo.
+Vuélvete a sentir como una niña. Colorea, ve caricaturas, sal a andar en bici, a patinar, súbete a un columpio o una resbaladilla… Lo que se requiera para que tengas un momento de diversión y esparcimiento puros.
+Levántate tarde, aunque sea una vez a la semana y en fin de semana, como cuando eras adolescente. Te sentirás más descansada y con mayor energía.
+No todo es trabajo. Dentro de tu jornada laboral, en casa o en la oficina, destina algunos minutos al día para checar tu correo personal, ir por una taza de café, completar un Sudoku o telefonear a una amiga. La misión es despejarte.
+Respeta, a piedra y lodo, tus horas de comida. Brincarte el desayuno, la comida o la cena es contraproducente. No bajas de peso y rindes menos. Todo puede esperar menos tu estómago.


Fuente:

Nueva Prensa de Guayana

15/06/09



No olvides visitar