martes, 9 de junio de 2009

Cómo ser feliz para siempre en pareja



La escritora Trixia Valle afirma que la boda no es la meta, sino el inicio de una vida en común
En los cuentos de hadas la historia termina siempre cuando la princesa besa apasionadamente a su amado. La historia es sellada con la frase “Y fueron felices para siempre”. Hoy esta fábula sólo existe como argumento de novelas rosas o de ensoñaciones, cada vez es más común encontrarse con parejas que se divorcian, u hombres y mujeres que continúan solteros a pesar de los años.
Para la escritora Trixia Valle, cada vez con más frecuencia “se está tomando muy a la ligera el hecho de casarse”. Pretextos van y vienen a la hora de asumir el compromiso de unirse en matrimonio. Para la autora del libro …Y fueron felices para siempre (Nomen Omen, Porrúa), hacer realidad la frase del cuento es factible.
Dirigido a jóvenes que están por casarse y matrimonios que buscan mayor entendimiento, el tomo “trata de romper con la idea de que cuando te casas, el instante y la felicidad sólo se queda paralizado en la foto”. Trixia Valle está convencida de que las parejas pueden llegar a ser perfectas siguiendo tres sencillos pasos.
La escritora señala que toda persona que está en busca de una relación debe seguir primeramente la regla o Ley de Fiona. “Me refiero a esa historia donde Fiona tal vez era princesa y estaba destinada a casarse con un príncipe pero dice: yo quiero ser feliz y no me importa serlo con un ogro. Tras ese reconocimiento, surge el respeto, es decir, te dejo que seas como tú quieres ser, yo te quiero aunque seas verde, con orejas, del pantano y estoy feliz con esa persona”, dice.
“Estamos demasiado idealizados. Hollywood nos ha vendido la idea de que no hay gente gorda ni fea, pero eso no es cierto, el mundo está hecho de miles de variables que van haciendo este mundo de posibilidades” y una de ellas le corresponde a cada individuo.
Trixia lamenta que actualmente vivimos en una era marcada por la falta de compromiso, “estamos en la era del plug and play, todo está a la orden de úsese y tírese y todo debe funcionar así.
En pocas palabras, la idea de perdurar en medio de una relación se ve acotada por la falta de compromiso de una u otra parte lo que redunda en un matrimonio fracasado o en una constante huida de la idea de forjar una relación duradera.

En el siglo XXI, agrega, “nos estamos volviendo demasiado comunicadores”. Las parejas con menos frecuencia logran crear “un mundo mágico” que compartir, por el contrario no sólo de manera individual, sino incluso de manera colectiva través de redes cibernéticas como el Facebook y el Hi5, “de repente se pierde la magia en las relaciones, esa magia de decir y pensar que realmente nos sentimos felices con otra persona y tenemos un mundo de dos en el que compartimos cosas privadas, secretas, nuestras. Hoy ya se cuenta todo, no se reserva nada”.
Pero eso no es todo, Trixia Valle afirma que las a las mujeres se les ha educado en el cuento de princesas, “creemos que estar en una ceremonia de casamiento, es la meta, y que cuando te casas llegaste a tu meta, que ya la hiciste, pero eso no es cierto”, los retos apenas comienzan.
“Creo que no hay personas buenas ni malas, sino personas correctas e incorrectas. Lo que sí existe es una persona perfectamente acoplable a ti” y que con ella puedas gritar… y fui feliz parea siempre.


Fuente:

Excelsior

08/06/09



No olvides visitar