jueves, 25 de junio de 2009

¿Sabes comunicarte para estar en pareja?


No des por hecho que se entienden: hablar no siempre es comunicarse. Evalúa la forma como te puedes relacionar y vive en armonía.
Si existen algo complejo en el mundo es comunicarse, más cuando existen lazos que involucran sentimientos y cuando se convive cotidianamente con la persona que se ama.
En muchas de las ocasiones, los malentendidos surgen a raíz de diferencias por no entenderse, lo cual se puede evitar si reconoces como eres y como se comporta él.
Por esta razón, si lo que deseas es que tú y tu pareja se lleven mejor en un futuro próximo, entonces es preferible que compartan la misma visión sobre lo que esperan recibir del otro.
Así que revisa los siguientes puntos y tú misma reconoce en que andas fallando o simplemente para corregir aquello que no es funcional y en caso de no tener pareja, para que pienses que es lo que vas a considerar para andar con alguien.
Pon atención en:
-Establecer metas en común.- Cuando ya están decididos a compartir, deben ir hacia un mismo objetivo a través de tener los mismos valores e ideales. De ahí que, si estás empezando a andar con él, ve más allá del enamoramiento de los primeros días y encuentra motivos para convivir y si no son compatibles, es mejor detenerse ya que la elección de pareja se genera de forma inconciente para dar solución a problemas a través de la persona que elegiste.
- No fincar sobre el aire.- Sencillamente nadie puede dar lo que no tiene. Si tú no eres feliz en la forma como eres, no podrás compartir la felicidad con nadie. Las relaciones que parten de las carencias, no siempre funcionan. En ocasiones piensas que la otra persona va a resolver aquello a lo que temes o va suplir un problema de autoestima: no es así, ya que lo que ocasionará es generar conflictos posteriores en la relación.
- Cada uno tiene particularidades propias.- Si el lado práctico y racional de él se entiende con la parte sensitiva e intuitiva tuya, entonces podrán andar juntos, ya que si chocan desde el principio, las discusiones estarán a la orden del día.
- Da pie a la conciliación de intereses.- Tu relación debe estar basada en la confianza y de que él este bien. Descubre las cosas positivas que tiene su personalidad para que te ayude a crecer a su lado. A la par, muestra lo que tú puedes representar para él, así irán sobre seguro ante lo que vivirán después.
-Compromiso mutuo.- ¿Has conocido algún matrimonio que lleve muchos años? Seguramente es porque ambos decidieron comprometerse. Esto significa que debes estar en las buenas y en las malas si es que se aman y si es que él corresponde. Siempre debes estar abierta al diálogo porque no será lo mismo verlo como novio a compartir tu vida con él en el mismo espacio y tiempo todos los días.
-Entenderse mutuamente.- A veces es difícil, pero si ambos hacen el esfuerzo, pueden conocerse a través de la comprensión. A partir de las similitudes se pueden generar grandes cosas; a partir de las diferencias, puedes aprender y valorar tu capacidad de compartir y mejor aún, podrás desarrollar el amor que tienes hacia él incluso de las mismas cosas en las que difieren.
Recuerda que lo importante es estar juntos, pero siempre para ser feliz. Evalúa la razón por la que te casas con alguien, reconoce tus miedos y limitaciones.
En contra parte, celebra tus cualidades, define tus expectativas sobre la persona o relación y pregúntate que estás dispuesta a hacer o negociar para vivir con alguien y así, vivir en armonía.


Fuente:

Mundo 52

25/06/09



No olvides visitar