lunes, 15 de junio de 2009

Cinco trucos para un rostro delgado


Esto es lo que Eve Pearl, experta en maquillaje, le dice a sus clientes cuando desean lucir el rostro como si hubieran bajado de peso.
Así que pueda que no tenga un entrenador personal o que no esté haciendo dieta, pero si conoce las siguientes técnicas de maquillaje puede lucir ¡más delgada!
Utiliza el color de base correcto
Es importante para las mujeres de piel oscura, por ejemplo, comenzar con un matiz más claro que el suyo propio. Si tu piel es grasosa el maquillaje se oxidará y se pondrá más oscuro. Por lo tanto, si comienzas con un color similar al de tu piel, en media hora, cuando el maquillaje se oxide, tu rostro lucirá por lo menos uno o dos tonos más oscuro que el resto de tu cuerpo. La clave es solamente usar bases que tengan un tono miel cálido.
Define los pómulos y oculta la papada
Para crear sombras simplemente usa un rubor o una base más oscura. Usa la parte fina de una brocha de maquillaje para resaltar el pómulo. Encuentra el punto correcto que deseas oscurecer, para esto succiona tus mejillas. Aplica el matiz más oscuro debajo de tus pómulos. Usa la misma brocha y color sobre los bordes de la papada o el área de la mandíbula.
También puedes minimizar el tamaño de la frente de esa manera. Sólo recuerda no parar cuando estés sombreando. Cerciórate de que el color esté bien difuminado.
Define tus rasgos y agrega dimensión
La clave es usar colores oscuros y ligeros en lugares estratégicos para acentuar y crear un efecto tridimensional.
Para una nariz más pequeña y más fina
Utiliza una brocha fina (del tamaño de tu dedo meñique). Dibuja una línea a lo largo de la nariz, comenzando en las cejas hasta la punta de la nariz (hazlo en ambos lados). La clave para que esas líneas no se vean como vías de ferrocarril es difuminar bien el color.
Dale forma a tus labios
Utiliza un lápiz para delinear tus labios. Aplícalo a 3/4 partes de la parte interior de tus labios, no hasta el final de los bordes exteriores. Luego, cuando apliques el brillo, suaviza la línea del lápiz hasta llegar a los bordes de los labios. De esta manera, habrá una transición suave y el color del lápiz se mezclará y se verá en el centro de los labios.


Fuente:

La Prensa.com.ni

15/06/09



No olvides visitar