martes, 23 de junio de 2009

Maquillaje: En verano... triunfa el ‘look’ natural


Ya está aquí el deseado verano. Días de sol y mucho calor nos acompañarán durante unos cuantos meses. Tanto si tienes la suerte de estar de vacaciones como si todavía tienes que ‘fichar’ todas las mañanas en el trabajo, has de tener en cuenta una máxima a la hora de maquillarte: durante los meses estivales se impone un ‘look’ más natural. Esto significa que tanto la textura como los colores del maquillaje cambian de manera radical para tomar protagonismo la trasparencia y los colores más suaves. Toma nota de los consejos que te ofrecemos para que este verano luzcas una piel a la última estés donde estés:
Colores: Es evidente que la luz del verano es completamente diferente a la del invierno, hemos pasado de días en los que predominaba una luz azulada y fría, que exigía, por tanto, colores más acentuados que fueran capaces de iluminar la tez, a jornadas de luminoso sol, en las que los colores pasteles, anaranjados suaves, así como los cobrizos y dorados adquieren un mayor protagonismo.
Bronceado vs. maquillaje: Está claro que el bonito color dorado de piel que adquirimos en la playa debe estar a tono con los colores que utilizamos para maquillarnos. Y que no es lo mismo maquillarse la palidez del rostro invernal que un rostro tostado por el sol. Por ello, durante los meses estivales no está de más abandonar los tonos púrpura, ciruela, el rojo vivo en los labios o el eye liner de trazo grueso en los ojos. Si te resulta imposible renunciar a ellos, opta por fórmulas semitransparentes que tan sólo insinúan el color. Te verás mucho más favorecida.
Bases de maquillaje ligeras: No te obsesiones con tapar manchas o granitos acumulando capas y capas de maquillaje opaco; sólo conseguirás un efecto artificial y, además, con el calor y la transpiración, la base tardaría poco tiempo en empezar a ‘derretirse’ y dejar manchas y brillos en la piel. Otro consejo: no abuses de los polvos traslúcidos que, con las altas temperaturas, tienden a acumularse en las arrugitas del rostro.
Textura en crema, ideal cuando llega el calor: Existen coloretes, sombras de ojos y labiales de textura cremosa que se extienden fácilmente, sin dibujar el contorno y dan un aspecto más informal y natural. Si quieres iluminar tu rostro, basta con que des un toque de color en el centro de los pómulos, en los párpados y en el labio inferior y lo difumines suavemente. ¡Parecerá que no vas maquillada!
Labios jugosos y frescos: Olvídate de los tonos mate, ahora triunfa el brillo. De manera que en tu neceser no puede faltar un labial de fórmula líquida. Así que ten siempre a mano tu gloss.


Fuente:

Hola.com

23/06/09



No olvides visitar