martes, 16 de junio de 2009

Cómo conseguir una mirada radiante en 5 sencillos pasos


Dicen que los ojos son el espejo del alma, que una mirada puede encerrar millones pensamientos sin pronunciar siquiera una palabra, que por una de ellas podemos conquistar a alguien en cuestión de segundo... o caer rendidos a sus pies en la misma fracción. Por eso, es fundamental que le prestemos mucha atención a su cuidado. Pero conseguir una mirada radiante y espectacular no es tarea imposible. Te ofrecemos cinco pasos muy sencillos con los que, conseguirlo, será coser y cantar...
1er Paso: Cuidado nocturno Puede que te sorprenda el hecho de empezar por el final del día pero, como siempre, una buena limpieza es el mejor aliado de nuestra belleza natural...• Desmaquilla tus ojos con mucho cuidado, siempre con movimientos delicados hacia abajo y nunca frotando. Utiliza un desmaquillador suave y específico para esta zona, te resultará más fácil desmaquillarte con este producto y lo harás mejor. • Utiliza un contorno de ojos, aplícalo con un suave masaje. Aplica el contorno alrededor del ojo y no en el párpado, donde no es necesario. • Tómate una infusión relajante, te ayudará a dormir mejor, a descansar y, además, te levantarás con la cara menos congestionada. 2º Paso: Cuidado matinal Por la mañana, unos toques con tus dedos pueden marcar la diferencia en tu mirada: • Lava tu rostro con cuidado. Si tienes los ojos hinchados, puedes utilizar agua fría, pero no frotes o los irritarás más. • Aplica un contorno de ojos con un pequeño masaje, igual que por la noche. • Si usas lentillas, póntelas antes de utilizar cualquier crema, para no irritar los ojos, y pídele a tu oftalmólogo unas gotas para usar con las lentillas y mantener el ojo lubricado. 3er Paso: Corrige tu mirada Hay muchas famosas que declaran que, si tuvieran que elegir un cosmético imprescindible en su día a día, ese sería el corrector. Para el día, con algunos toques de pincel, puedes sacarte el máximo partido gracias a este producto: • Aplica el corrector sobre la ojera. Esta debe estar bien hidratada, verás como así el producto no se cuartea. • Utiliza siempre un corrector-iluminador como toque final del maquillaje. Aplícalo sobre todo en la zona del lagrimal para abrir el ojo. Recuerda que los correctores-iluminadores no corrigen, sólo dan luz, por lo que si tienes una ojera muy marcada, debes utilizar un corrector convencional antes. • Matiza la zona de la ojera con un polvo suelto sólo ligeramente. Esa zona debe estar totalmente mate, pero ten cuidado con no poner demasiado producto. 4º Paso: Maquillaje iluminador Un maquillaje ligero, pero favorecedor, puede transformar totalmente la mirada: • Para un maquillaje de día, aplica una sombra de color crema en todo el párpado, y lápiz marrón entre las pestañas para espesarlas. Difumina y aplica doble capa de máscara. • Para un maquillaje de noche, aplica en el hueso una sombra en tono tierra o dorada, y lápiz negro entre las pestañas superiores, inferiores y dentro del ojo. Difumina y habrás creado un ojo seductor rápidamente. No olvides aplicar doble capa de máscara de pestañas. 5º Paso: Protégete Este último paso, además, está de moda. Utiliza gafas de sol de buena calidad siempre que haya mucha luz. No sólo protegerás los ojos de los rayos del sol, sino que también evitarás forzar la vista y acentuar las líneas de expresión y cansar el ojo, y podrás incorporar un complemento de lo más chic a tu imagen veraniega.


Fuente:

Mujerhoy.com

16/06/09



No olvides visitar